lunes, 22 de febrero de 2010


Pero a los ciegos no les
gustan los sordos y un corazón
no se endurece
por que sí..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada