miércoles, 3 de febrero de 2010

Mi dulce memoria quizá te despierte esta triste elegía. Que traigan tus besos ese otro mundo posible que tiembla en tu boca, que anuncia este día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada